¿Tabúes sexuales? ¿Existe tal cosa en pleno siglo XXI? Pues, parece ser que sí. Han transcurrido casi 60 años desde que la revolución sexual transformara la forma de percibir y sentir las relaciones sexuales.

Un tabú es simplemente una conducta que se considera fuera de la norma social. Un comportamiento inaceptable o mal visto por los grupos que más defienden lo que entendemos por moral. Pero, ¿no sería aburrido tener un mundo donde todos actuáramos de igual forma?

En este artículo te invitamos a conocer algunos de los prejuicios sexuales que más escuchamos. Todo ello con el objetivo de ayudarte a vivir tu sexualidad sin tabú de ningún tipo. De esta forma tus momentos íntimos serán mucho más placenteros y saludables.

¿Cuáles son los tabúes sexuales?

Aún siguen siendo muchos los tabúes sexuales que existen en la actualidad. Aprender a superar estos pensamientos te permitirá vivir tu sexualidad de forma plena y satisfactoria.

A continuación te contamos la verdad sobre dos tabúes sexuales que necesitan ser superados cuanto antes.

Masturbación

Esta práctica sexual era un regalo divino de los dioses en las sociedades occidentales más antiguas. Luego la Iglesia lo convirtió en un pecado, hasta tal punto que aún se considera un tabú sexual.

Ya sea en soledad, en compañía de tu pareja o utilizando juguetes sexuales, la masturbación forma parte de la sexualidad, tanto femenina como masculina. Un comportamiento inherente al ser humano que no es para nada dañino. Al contrario, es sumamente beneficioso para nuestra salud.

La masturbación nos ayuda a conocernos de forma más íntima. Constituye una forma de descubrir nuestra sexualidad, para conocer cuáles son aquellas zonas erógenas que más nos estimulan. Esto te permitirá disfrutar mucho más el sexo en pareja porque ya conoces cuáles son los puntos de mayor placer.

Sexo anal

Se trata de una práctica que forma parte del amplio espectro de la sexualidad y el erotismo. Constituye un acto que debe ser consentido y disfrutado por ambos. Muchas son las personas que lo disfrutan e incluso llegan a experimentar mayor placer que en el sexo tradicional. ¿Has probado, por ejemplo, un plug anal alguna vez? A lo mejor es el momento se superar este tabú. Eso sí, hay que prepararse bien antes, con lubricantes, por ejemplo.

Sexo sin tabú

El sexo es una actividad humana que necesita ser satisfecha para disfrutar de una salud satisfactoria, tanto mental como física. ¿No has oído aquello de que el sexo es el mejor ejercicio que existe? Pues, realmente es una gran verdad señalada por numerosos expertos en el tema.

¿Quieres algunos consejos? Conocerte a ti mismo(a), comunicarte con tu pareja sobre lo que te gusta y lo que no, probar cosas nuevas y divertirte libremente en la intimidad, son algunos de los consejos que suelen ofrecer los terapeutas sexuales. ¡No los dejes caer en saco roto!

Recuerda: el sexo no es un tabú, aunque es una práctica propia de la intimidad, constituye un tema del que se puede conversar libremente. Atrévete a experimentar, disfrutar de nuevas experiencias, pero siempre de forma segura y responsable. Esa es la clave para gozar de una excelente salud sexual